Saltar al contenido

¿Cuándo se considera que un alimento es integral?

Muchas marcas categorizan a sus productos como integrales, aunque no sea así realmente. ¿Qué es lo que caracteriza un producto integral?

¿Cuándo considerar que un alimento es integral?

El alimento integral es aquel que está hecho, generalmente, de cereal integral, cuyo nombre reciben aquellos granos que crecen dentro de las espigas.

Son cereales integrales (entre otros):

  • El trigo.
  • La cebada.
  • El arroz.
  • El máiz.
  • La avena.
  • El centeno.
  • La quinoa.
  • El trigo sarraceno.
  • El sorgo.
  • El mijo.
Índice

    ¿Cuál es la diferencia entre un alimento integral y un alimento procesado?

    Los cereales integrales están conformados por tres partes:

    • El germen.
    • El endospermo.
    • El salvado.

    El cereal integral también suele llamarse cereal de grano entero. Esto se debe a que cuando se le trata, sigue conservando sus 3 partes.

    A partir cereales integrales, junto con la mezcla de las harinas integrales, se obtienen alimentos integrales como arroz integral, pasta integral, panes integrales, galletas  integrales, cereales integrales, etc.

    Galletas integrales

    Si se mezcla con harinas blancas, obtienes panes, pasta y arroz blanco.

    Existen muchas marcas de alimentos integrales que aseguran ser unos de los mejores productos para dietas y salud, pero esto no siempre es así.

    La diferencia entre el cereal entero y el cereal procesado es que al último se le retira el salvado y, en gran parte, el endospermo. Así, al molerlo, se hace menos duro su consumo.

    Hay que considerar el hecho de que un alimento es realmente considerado integral cuando posee, por lo menos, el 51% de granos enteros dentro de sus ingredientes de preparación.

    Sólo así será como el organismo podrá absorber la fibra de ese producto alimenticio.

    Además, cabe resaltar que, por esto antes mencionado, nos encontramos con la sorpresa de que la gran mayoría de los productos del mercado, calificados como productos integrales, no poseen ni las fibras ni los nutrientes ni mucho menos la cantidad de granos enteros suficientes para el consumo beneficiable de una persona. 

    Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayude a optimizar tu visita. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Puedes aceptar o rechazar su uso siempre que lo desees. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Más información

    Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar